Experiencias GLASSTAR

Facebook Twitter

el reciclaje culinario, una nueva apuesta sostenible

EL RECICLAJE CULINARIO, UNA NUEVA APUESTA SOSTENIBLE

11 Enero 2018

Cada año se desperdician alrededor de 1.300 millones de toneladas de comida en el mundo, la mayoría frutas y verduras. Para acabar con esta catástrofe global algunas corporaciones aprovechan los vegetales desechados en supermercados y restaurantes o excedentes de pan para fabricar productos tan deliciosos como saludables.

Es por esto que un equipo de investigadores estadounidenses ha querido estudiar si este tipo de artículos reciclados tiene éxito entre los consumidores o, por el contrario, son rechazados.

Los resultados de su trabajo, recogidos en la publicación 'Journal of Consumer Behavior', desvelan que no sólo mostramos un alto grado de aceptación por este tipo de alimentos, sino que, además, los preferimos y estamos dispuestos a desembolsar más por ellos. Al contrario de lo que tradicionalmente ha creído la industria, no nos disgusta la idea de reutilizar restos -por supuesto en buen estado- porque entendemos que es una práctica positiva para el medio ambiente.

El desecho de comida aprovechable se produce en todas las etapas de la cadena de producción, desde los campos de cultivo a los supermercados (que rechazan productos imperfectos) y los restaurantes (que los tiran cuando caducan), pasando por las propias fábricas.

Sin embargo, a medida que aumenta el número de consumidores concienciados con este problema también crece la cantidad de empresas que reciclan excedentes o aprovechan partes de alimentos sobrantes de otras empresas.

En la actualidad existen empresas que han puesta en marcha ideas tan originales como la de producir cerveza empleando los excedentes de barras de pan de las panaderías y los restos de pan desperdiciados por los fabricantes de sándwiches precocinados. O compañías que trabajan a la inversa rescatando el grano que sobra de la fermentación de la cerveza y transformarlo en una harina nutritiva para obtener barritas de cereales.

Otros proyectos optan por aprovechar las frutas y verduras rechazadas en los supermercados por su aspecto, por estar muy maduras o, simplemente porque sobran para fabricar conservas, mermeladas y salsas que posteriormente se comercializan.

“Hay argumentos económicos, medioambientales y culturales para mantener la comida, cuando sea posible, como alimento y no como basura", sostiene Jonathan Deutsch, uno de los autores del estudio sobre la aceptación de este tipo de productos. "Convertir los excedentes de comida en productos de valor añadido alimenta a la población, crea oportunidades de empleo, emprendimiento y disminuye el impacto ambiental de los recursos desperdiciados”, concluye.

Sobre Ecovidrio

Ecovidrio es la entidad sin ánimo de lucro, encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España, desde 1998. La compañía se encarga de gestionar íntegramente la cadena de reciclado: iniciativas de sensibilización, recogida selectiva, transporte y tratamiento de residuos de envases de vidrio y su posterior comercialización.

Ecovidrio proporciona un servicio público y universal para el ciudadano y pone a disposición de las compañías que envasan sus productos en vidrio un modelo de gestión eficaz y eficiente, tanto desde la perspectiva ambiental como económica.

En la actualidad, un total de 8.000 compañías envasadoras hacen posible, a través de su aportación, el sistema de reciclado. Los sectores integrados en Ecovidrio representan más del 3% del PIB español y comercializan el 99% de los envases de vidrio.

Comida / Reciclaje

 

¿QUIÉN ESCRIBE?

LUIS
LUQUE
OLIVA

Embajador canario amante de su tierra, Luís Luque Oliva nos va a descubrir cada uno de los secretos que se esconden en hoteles y restaurantes de las Islas Canarias.

leer más

ecovidrio

  • Facebook
  • Twitter